sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

Diciembre del 2005


descubriendo poemas como islas

Publicado en 30 de Diciembre, 2005, 13:24. en PARA GUSTOS.
Comentar | Comentarios (50) | Referencias (1)
Etiquetas:

Los poemas no tienen dueño, y quien descubre alguno que le roza el alma, se siente como el que pisa tierra virgen y desea volver para mostrar a todo el mundo que ese lugar existe.
Mi amigo Carlos es descubridor de poemas.
Me ofreció éste de Manuscritos de la memoria como un regalo.
En pocos segundos el poema me atrapó, me lo llevé a casa, y de vez en cuando lo releo, y siempre encuentro algunos versos en los que pararme, ahora, éstos:
.
.
Si piensas que vienes
viajando desde el caos
para llegar a este momento
donde en una gota de rocío habita un mundo;
en las alas de un pájaro una galaxia,
en tus pies el planeta
y en tu cuerpo todos los cuerpos,
ya no serás un recién llegado a este momento
.
.
Hoy soy yo la que lo ofrece, para que quienes no lo conozcan puedan explorar ese nuevo mundo de Nemer Ibn El Barud.
Pero quién es Nemer Ibn El Barud?

"¿De quién estamos hablando?"

Publicado en 27 de Diciembre, 2005, 10:43. en HAY VIDA AHÍ AFUERA.
Comentar | Comentarios (27) | Referencias (0)
Etiquetas:

En un mes de Octubre, en vísperas de la segunda guerra en Europa, una mujer toma un tren en una  populosa capital con destino a una zona turística al lado del mar.
Como equipaje solo lleva una decisión: no volver.
Madre soltera, escribe una carta a su único hijo y envía un poema a un periódico.
Ella es maestra,  nacida en un país alpino, hace más de cuarenta años. Ahora, a miles de kilómetros de ese lugar, es conocedora de una emfermedad mortal que avanza, la misma que un año antes llevaría a uno de los hombres que amó a brindar con cianuro.
Cansada, confusa, abandona su poético mundo y, pasando las doce de la noche, se dirige hacia el lugar donde al día siguiente ha de ser encontrada por dos trabajadores. Era lunes. Su cuerpo yacía donde hoy se levanta un  monumento que mira a aquél que fue quien cumplió su último deseo: un abrazo.
De ese abrazo y de ellos los dos me habló una triste canción.
.
Ese es el texto que ha puesto Carlos en el juego de "adivina el personaje", en el foro en el que participo.
Aparte de la redacción, que ya mueve a indagar, cuando descubres de quien se trata, todo encaja. Una mujer que escribe versos como estos: 

Mírame aquí, pequeña, miserable,
Todo dolor me vence, todo sueño;
Mar, dame, dame el inefable empeño
De tornarme soberbia, inalcanzable.

Una mujer con tanta sensibilidad, pero llena de miedos, neurótica, capaz de ahogarse en la tristeza. Leo su biografía y, sin parecerme en nada, me veo en un espejo. Hace algún tiempo leí un poema que hice mío, sentido en cada palabra:

DATE A VOLAR

Anda, date a volar, hazte una abeja,
En el jardín florecen amapolas,
Y el néctar fino colma las corolas;
Mañana el alma tuya estará vieja.

Anda, suelta a volar, hazte paloma,
Recorre el bosque y picotea granos,
Come migajas en distintas manos
La pulpa muerde de fragante poma.

Anda, date a volar, sé golondrina,
Busca la playa de los soles de oro,
Gusta la primavera y su tesoro,
La primavera es única y divina.

Mueres de sed: no he de oprimirte tanto...
Anda, camina por el mundo, sabe;
Dispuesta sobre el mar está tu nave:
Date a bogar hacia el mejor encanto.

Corre, camina más, es poco aquéllo...
Aún quedan cosas que tu mano anhela,
Corre, camina, gira, sube y vuela:
Gústalo todo porque todo es bello.

Echa a volar... mi amor no te detiene,
¡Cómo te entiendo, Bien, cómo te entiendo!
Llore mi vida... el corazón se apene...
Date a volar, Amor, yo te comprendo.

Callada el alma... el corazón partido,
Suelto tus alas... ve... pero te espero.
¿Cómo traerás el corazón, viajero?
Tendré piedad de un corazón vencido.

Para que tanta sed bebiendo cures
Hay numerosas sendas para tí...
Pero se hace la noche; no te apures...
Todas traen a mí...

Y,  a través de estos versos llegué a ella, a la autora:

Alfonsina storni

Monumento a Alfonsina Storni en el lugar donde se suicidó en la playa de la Perla, en Mar de Plata.

La "triste canción" es


El tiempo es un territorio

Publicado en 25 de Diciembre, 2005, 22:48. en PARA GUSTOS.
Comentar | Comentarios (28) | Referencias (0)
Etiquetas:

De casualidad leí hoy un artículo de Manuel Vicent, publicado en El País en el mes de septiembre, que titula "territorio" . A mí me gustó, quizá porque estoy en esa edad,donde el tiempo es más que una palabra.

 

"El tiempo también es un territorio.

A cierta edad el tiempo que te quede por vivir será tu único patrimonio.

Mientras seas joven no pasa nada si ese patrimonio lo cedes de buen grado a otra persona, si lo malgastas o, incluso, si permites que cualquier idiota te lo arrebate.

La vida te dará todavía algunas oportunidades para recuperarlo.

Pero cuando el caudal empiece a agotarse no deberás permitir que nadie interfiera, fiscalice o coarte ese tiempo de tu exclusiva propiedad.

Cualquiera puede ser rey de ese territorio invisible, sólo que para llegar a dominarlo hay que dar un golpe de Estado: si pierdes esa batalla ya no serás nadie.

Un día, tal vez a causa de una depresión o porque el dedo de un ángel te haya tocado la frente, tendrás la evidencia del valor del tiempo que te queda antes de disolverte en el espacio.

Será lo más parecido a una revelación.

De pronto, descubrirás un hecho tan simple como éste: que la vida te pertenece a ti y a nadie más.

Debes saber que nadie te va a agradecer el haber cedido la soberanía si no fue por tu gusto y placer.

Habrás sido un esposo fiel, un padre ejemplar, una hormiga de oro para la empresa y un ciudadano honorable, pero no serás el tipo que un día decidió ser libre, ya que el tiempo también es la libertad.

A partir de una edad no intentes volar en un ala delta ni correr los cien metros lisos a menos que te pongan un féretro en la meta.

Hay retos más difíciles que uno debe afrontar cuando ya se divisa un gato negro en la línea del horizonte.

Dios creó el tiempo, pero dejó que nosotros hiciéramos las horas.

Ese pequeño territorio de cada día será imposible de gobernar si el tiempo no es tuyo y no eres tú quien marca las horas para regalarlas y compartirlas con esa clase de personas que te hacen crecer por dentro.

Esa dádiva también será tu salvación.

Estas cosas le decía el Maestro al discípulo mientras paseaban una noche muy oscura por una ciudad abandonada.

Al llegar a una plaza el discípulo creyó que había salido la luna llena sobre los tejados, pero sólo era la esfera iluminada del reloj de una torre, donde también había una veleta oxidada en forma de gallo.

En ese momento sonaron doce campanadas y el maestro le hizo observar al discípulo que aquel reloj no tenía agujas ni números. Su esfera parecía la córnea de un ojo que les miraba en la oscuridad.

El tiempo también es el silencio, de modo que a una edad lo más sabio a veces es callar, pero nunca obedecer, dijo el Maestro.

El gallo oxidado de la veleta cantó anunciando la madrugada."


Tampoco es tan terrible.

Publicado en 25 de Diciembre, 2005, 14:44. en ¿Y POR QUÉ ME CUENTAS TU VIDA?.
Comentar | Comentarios (14) | Referencias (0)
Etiquetas:

Ya pasó el día, la temida noche de Nochebuena. ¡No hay mal que cien años dure!
Allá en la casa, cada uno intentaba superar la ausencia de ella -tan presente- a su manera... y a veces la manera de uno resultaba molesta para otro... en fin, déjalo ir.
Cuando cerré la puerta al irme ya sabía lo que temía comprobar:
que aunque había un sitio vacío en la mesa, no había sitio para mí.
Hoy aquí estoy, disfrutando de la tranquilidad de mi apartamentito.
Nada de resaca.
Mi hijo se fue a comer con la familia de su padre, y la gata duerme hecha un ovillo sobre la manta del sofá.
En la bandeja muchos chocolates, bombones y cosas ricas.
En la tele ponen una maratón de la serie "Perdidos" a la que me aficionó mi hijo.
En la calle la llovizna que espanta al frío.
Casi ni me importa decir:
"feliz navidad"
y aprovechar la costumbre establecida para tomar unos sorbitos de riquísimo cava
(catalán, por supuesto)
Casi siempre, el miedo hace que las cosas parezcan mucho más terribles de lo que en realidad son cuando ocurren.

Sin prisas, por favor

Publicado en 23 de Diciembre, 2005, 13:09. en HAY VIDA AHÍ AFUERA.
Comentar | Comentarios (23) | Referencias (1)
Etiquetas:

Leyendo el artículo 16.000 muertos que comenta la noticia de una nueva ley para reducir las muertes por contaminación, recordé lo del movimiento lento: slow food, slow cities (o convivias), slow world en el mundo de las autopistas y los cohetes espaciales.
Esta idea, con distintos nombres en los distintos lugares, se extiende por el mundo, como una alternativa a este modo de vida nuestro precipitado, loco y antinatural: trabajar menos,  -sin esos horarios que no nos permiten compartir y tener una vida familiar- vivir de una manera sencilla sin depender tanto del consumo, adecuar las ciudades a las personas y no al revés, etc.  En resumen, tomarnos el tiempo para vivir cada cosa, desacelerar la manera de vivir.  
Y podrá parecer una utopía, pero yo creo que otro mundo es posible.
Sin prisas, por favor

El Movimiento Slow propone aparcar la prisa y disfrutar del cada minuto. Para ello reivindica un una nueva escala de valores, basada en trabajar para vivir y no al contrario. La biodiversidad, la reivindicación de las culturas locales y un empleo inteligente de la tecnología, son algunas de sus principales señas de identidad.
Por que como dice el corrido mexicano " No hay que llegar primero, sino que hay que saber llegar"


De la navidad y lo amargada que me tiene

Publicado en 22 de Diciembre, 2005, 11:39. en ¿Y POR QUÉ ME CUENTAS TU VIDA?.
Comentar | Comentarios (17) | Referencias (1)
Etiquetas:

 Cuando yo digo que no me gustan las navidades, se me mira como a un bicho raro.

Normalmente piensan que soy una amargada que no disfruto con nada y que lo que quiero es joder a los que sí disfrutan. Que si no quiero participar pues que me quede en casa y no fastidie.

En mi caso no es que sea una amargada, es que me tienen amargada y ni en mi casa  puedo estar tranquila porque yo veo la tele, (que una será todo lo alienada que se quiera, pero tiene derecho a sus vicios que no perjudican más que a mí misma en todo caso). Y la tele está podrida de anuncios navideños, con gente que vuelve a casa por Navidad, con niños que ponen un arbolito mientras la madre coloca en la bandeja el último trocito de turrón, la abuela calceta junto a la chimenea sonriendo benevolente y el perro, enorme y de pelo largo, duerme a sus pies. El marido entra, dejando detrás un paisaje frio, quitandose la zamarrona en esa casa acogedora y caliente, donde no faltará un olor a descafeinado que se espande, y todos corren a darle la bienvenida. Y mira que si yo fuese una miserable desgraciada, porque en mi casa hace frio, no hay niños, no hay chimena, ni abuela, por no haber no hay ni madre, que ya se han muerto. Y ahora se ha muerto mi hermana también. Y el perro, se ha muerto. Y cuando lo habia, soltaba los pelos por todas partes, se comia el turrón y lo rompía todo. Tendré que apagar la tele y marcharme a la calle, porque me va a entrar una depresión de la ostia.
Ya en la calle,  como dice mi aguda e impertinente amiga Nipona, te bombardean con villancicos a todas horas, y te condenan a ver belenes con pastorcitos cagando, árboles de navidad, lucecitas parpadeando por todas partes. Y tienes que quedar para las cenas navideñas con los amigos, con los compañeros de trabajo, con la familia, con los de la peña, con los del gimnasio, etc. Quieras o no, porque si no lo haces, eres rara o una amargada. Por otro lado, peor sería si no tuvieras trabajo. Y si no tienes cena con los del gimnasio, porque no vas al gimnasio, que ya te abandonaste al fondonismo decididamente; si no perteneces a ninguna peña, y si un sábado nadie baja a tomarse unos vinos, porque cada uno está en las cena con los compañeros de su gimnasio, su trabajo o su peña... pudiera ser que te termines amargándote tu sola!.

Y otra: tienes que regalar cosas en navidad, en cumpleaños, aniversarios, en el dia del padre, de la madre, el dia de los enamorados... Pero ¿y los que no tienen padre ni hijos el dia del padre, (o de la madre)?. O pareja el dia de los enamorados. Pues si no lo estabas, ese dia  te amargan, coño.
Así estamos y llega la navidad y aunque no estés para chuminadas tienes que ir haciendo como que disfrutas, preparando las comilonas, las fuentes con el jodido turrón y los putos mazapanes, que luego no los come ni el perro ya. Y ponerte guapisima en fín de año, con un vestido y un moño ridiculos, como si fueras una pretty woman  morcillona, y esa noche hacer el trenecito con la conga de jalisco. 
Y hacer regalitos, por dios, aunque pidas un microcrédito de cuenta ahora,  y cantar villancicos con los niños...y, y.
A mi me gustan las tradiciones.
Pero esto es un sinsentido.
Abogo por el derecho a no participar, bien por convicciones propias, o porque tus circunstancias personales no sean las adecuadas o porque te sale de ahí, sin que el entorno te haga sentirse una amargada. La publicidad nos influye de tal manera que, si no hacemos "lo que hacen los demás" podemos llegar a sentir que somos unos tristes.
Pido un poco de aire y de espacio para los que no tenemos abuela ni perro ni arbol ni chimenea ni nos gusta el turron, ni el árbol, ni los villancicos machacones, ni creemos en esa navidad del niño y su madre. Para los que aplicamos el sentido común, o simplemente, nadie vuelve a casa por Navidad.

Por favor, no me digas Feliz Navidad

Publicado en 18 de Diciembre, 2005, 22:17. en ¿Y POR QUÉ ME CUENTAS TU VIDA?.
Comentar | Comentarios (23) | Referencias (0)
Etiquetas:

Jesusito Jesusito, mira que yo te rezo poquito, pero este año que estoy tristona, pofavó pofavó que los que más quiero no me digan "¡Feliz Navidad!" y luego pasen de todo.
Es como los buenos días. Si estás hecho polvo y te los da un vecino en el ascensor, o un desconocido en el despacho del pan, lo agradeces con una sonrisa, y te sientan estupendamente. 
Pero si esos mismos "buenos dias" y esa sonrisa vienen de alguien muy cercano que, sabiendo que estás fatal, después pasa de tí el resto del día y la cosa se quedó unicamente en un saludo convencional, pues mejor que se guarde la sonrisa y el buenos dias.
Y con lo de Feliz Navidad, pues lo mismo. Sabiendo que estoy down, si no vas a compartir conmigo tu ilusión y a regalarme tu compañía y tu entusiasmo, guárdate tu Feliz Navidad y no me jodas.

chucuchucuchú

Publicado en 17 de Diciembre, 2005, 1:10. en MOVIENDO EL CULO DEL ASIENTO.
Comentar | Comentarios (28) | Referencias (0)
Etiquetas:

 

Mi catarro, mi penita y yo nos metimos en ese tren que, con parsimonia, nos llevó a través de la noche fria y oscura. Los cuidados de Mariví y la luz del sol fueron una pomadita efectiva para el resfriado y la tristeza.

Además de mantita y sofá, paseé por la calle Larios que estaba vestida de fiesta para la Navidad.  Acudí a mi cita con El Tintero. Tapeé por las bodegas. Compré polvo de batata en la Pastelería Anglada. Merendé los churritos en el Café Madrid y en Casa ArandaOlí las castañitas asadas en la Plaza de la Merced  y las patatas asadas mientras recorría la siempre animada calle Granada... Fui al mercado de Atarazanas a comprar aceitunitas aliñás y mangos de Málaga...

...plantas al vivero de Alahurín de la Torre.

Y esta vez las excursiones fueron a Mijas:

y a Casares.:

  

Málaga, Mariví y yo nos hemos dicho un "hasta la vista".

De nuevo en el tren, chucuchucuchú, el catarro y la penita se prendían al vuelo de mi abrigo, como niños chicos. 

Más fotos de Málaga


Los lobos de dos piernas o ya van 1000

Publicado en 3 de Diciembre, 2005, 8:29. en HAY VIDA AHÍ AFUERA.
Comentar | Comentarios (19) | Referencias (0)
Etiquetas:

Si un asesino, un violador, un criminal le quitara la vida a un ser muy querido mio, no necesitaría la pena de muerte, me gustaría matar a mí misma. Pero la sociedad -a través de las instituciones y gobiernos- tiene que protegerse también de personas como yo que se tomarían la justicia por su mano. ¿Y quien nos protege de esas mismas instituciones? Se supone que en los paises democráticos somos los propios ciudadanos los que las elegimos. A veces ver todos esos millones de personas votando me recuerdan hordas de linchamiento.
Es imposible ponernos de acuerdo sobre lo que más nos conviene. 
Aquí mismo, en Coruña, hay mucha gente partidaria de la pena de muerte.
¡"habia que matarlos"! y no es un dicho. Me sorprende que estando demostrada la inutilidad de la pena para disuadir del crimen, siga habiendo tantos partidarios de su existencia. 
Me llama la atención en el articulo de La Voz, "200 personas" se manifestaron. ¿200?  dos-cien-tas, qué aglomeración!!
Para mí hasta el argumento tan simple de que es i-rre-ver-si-ble en caso de error judicial, ya es un argumento suficiente. Y constantemente están saliendo a la luz estos errores.
Eso sin tener en cuenta la gravedad del delito! en algunos paises es merecedora de la pena capital algo como el adulterio.
Creo que este tema es cansino.
Tantas veces hablado.
Mis congéneres me dan miedo.
Ya me lo decía mi madre, cuando era pequeña, allá en la aldea
"¿Tes medo do lobo?. ¡Tí tenlle medo os lobos de duas pernas!"

Engullida para siempre

Publicado en 2 de Diciembre, 2005, 11:39. en PARA GUSTOS.
Comentar | Comentarios (19) | Referencias (0)
Etiquetas:

En esta áspera soledad te pienso.

Ya no estarás nunca más,

cuando le salgan las hojas

a los chopos que mirábamos

en silencio desde la puerta de casa.

Tantas cosas se han perdido contigo

que me queda apenas espacio

en mi mismo para recordate.

 Pero la vida, poderosa, estalla

hasta en un ámbito tan extricto.

Tú ya no estás y los chopos

ya tienen hojas,

El verde proclama vida y esperanza,

y yo vivo, y es viviendo que puedo pensarte 

y hacerte crecer conmigo 

hasta que el silencio me engulla,

como te ha engullido para siempre.    

Miquel Martí i Pol

"Chopo solitario en Navarra"

Chopo


agarrándose (serie póngame otra)

Publicado en 1 de Diciembre, 2005, 17:38. en ¿Y POR QUÉ ME CUENTAS TU VIDA?.
Comentar | Comentarios (18) | Referencias (0)
Etiquetas:

No sabía que los moribundos extienden los brazos, como los recién nacidos.

En los bebés dicen que es el instinto de prenderse. ¿Y en los que se están muriendo es el instinto de agarrarse a la vida?

Que trabajiño le costó morirse!