sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

La humilde pensión de Antonio Machado

Publicado en 19 de Agosto, 2006, 19:25. en MOVIENDO EL CULO DEL ASIENTO.
Comentar | Comentarios (24) | Referencias (0)
Etiquetas:

En Segovia fui a visitar la pensión donde Antonio Machado se alojó, a partir de 1919, durante  13 años. Tenía ya 44 años y estaba viudo.
Esta pensión está en la calle de los Desamparados, en el nº 5. Se entra por un patio con un jardincito, muy cerca de la plaza mayor.
Ahora es una casa museo. La encontré de casualidad porque no está anunciada en la guía que llevaba.
-
"Mi infancia son recuerdos
de un patio de Sevilla
y un huerto claro
donde madura el limonero.
Mi juventud veinte años
en tierras de Castilla,
mi historia algunas cosas
que recordar no quiero..."

Pagaba 3,5 pesetas por la pensión completa.
Allí se puede apreciar la vida austera que llevaba Antonio Machado.
Decía la dueña de la pensión que sólo había estado una sola vez en la cocina... pero eso era lo normal en esos años para un hombre español ¿no?
El ocupaba su habitación, y los espacios comunes de la pensión.
(Las casas de este barrio, que forman las actuales calles Daoiz y Velarde, ya contaban hace varios siglos con agua corriente suministrada del Acueducto)

Yo disfruté viendo el encanto de una casa castellana de esa época, que se conserva tal cual estaba en los años 30, incluso la instalación de la luz, con los cordones por fuera, las ventanas que no encajan, el "hule" roto del comedor...
Estar allí dentro, te hace sentir más cerca del hombre que escribió tan maravillosos versos. Allí está la mesa y escritorio en el dormitorio de Antonio Machado. La habitación tiene un balconcillo, se comenta que él lo abría cuando hacía mucho frío para que "entrase el aire caliente de la calle".
Posteriormente compró una estufa que quedó allí cuando él se marchó. Odiaba la estufa por el olor que desprendía. Y es el único objeto de su propiedad que dejó en la pensión. 
Por las paredes han colocado fotografías, cartas, retratos...En una fotografía aparece rodeado de alumnos y profesores, apoyado en el bastón que le ayudaba por sus problemas con los pies. Por los zapatones que llevaba, y su torpe manera de andar, sus alumnos lo apodaban "Charlot".
Hice el mismo recorrido que él hacia a diario para ir desde la pensión al Instituto -que todavía está- donde daba clases.

Aquí trabó amistad con otros intelectuales y de todos los ámbitos políticos, que fueron sus amigos, contribuyó a hacer la Universidad Popular de Segovia; él fue el primero que levantó en Segovia una bandera republicana.

Después de que murió, algunos de sus amigos de aquella época alquilaron la habitación de él para que nadie más la ocupara, y más tarde compraron toda la pensión para convertirla en museo. 
Plaza Mayor
Una de las caras de la plaza
Las piedras del acueducto no llevan ningún tipo de amalgama que las mantengan unidas.