sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

Paseo de Corme a Laxe

Publicado en 4 de Noviembre, 2006, 0:05. en MOVIENDO EL CULO DEL ASIENTO.
Comentar | Comentarios (1) | Referencias (0)
Etiquetas:

Mientras los cementerios adornados con flores se llenaban el dia de todos los Santos, yo me fui con tres amigas a hacer una escapadita en coche. Aunque la idea era recorrer buena parte de a Costa da Morte, el paseo se quedó de Corme a Laxe. 

Los meandros del río Anllón, hasta llegar al estuario, parte del cual se ve en esta foto.

Me contaron Emma y Nela que son de la zona, que ahí quisieron poner una celulosa poco después de la muerte de Franco. Toda la comarca se movilizó para que ese trozo de cielo en la tierra se quedase como estaba. Lo consiguieron! y por eso ahora se puede ver así de hermoso.
Pero en el pueblo hubo muchos enfrentamientos personales, incluso familias enfrentadas en contra o a favor de la celulosa.

Esta foto es la continuación de la anterior: barra arenosa que se forma entre el río (a la izquierda) y el mar (a la derecha). De hecho esa playa se llama Barra, y tiene unas hermosas dunas en la base del Monte Branco. El nombre del monte deriva de las arenas que cubrían buena parte del monte.

Pondal tiene un poema inspirado en este monte:

Monte Branco, Monte Branco

cando te vexo de lonxe
verto a soas triste pranto.

Pois as nosas alegrías
ós dous nos fono fallando;
a ti, das túas areas
os ventos te despoxano;
a min, tamén me fallecen
aqueles gustos pasados;
¡ti negreas i eu teño a cabeza
chea de cabelos brancos!

En la fiebre constructora de los años 70 se llevaron camiones y camiones de arena, con la connivencia del alcalde, y fué la tenacidad de un grupo de vecinos que cerraban el camino una y otra vez con sus vehículos y pusieron demandas en todas las instancias posibles los que consiguieron frenar el expolio.

Gracias a aquellos héroes anónimos!

Estuvimos también en O Roncudo, en el faro, donde está el acantilado donde se cogen los mejores percebes de Galicia, según dicen. También tiene fama de ser de las más peligrosas e inaccesibles. Había cruces en las piedras en memoria de los marineros muertos...

El viento hacia sonidos extraños entre las rocas ¿Por eso se llama "roncudo"?  

A Saimia es una zona en la ribera del rio Anllóns, donde hay muchos molinos de agua en los que se molía la harina de toda la comarca. Hay una islita en medio del río. Es una zona muy agradable para pasar una tarde de verano, allí no creo que haga calor ni el dia más caluroso... está poblada de árboles autóctonos que hacen sombra sobre el río. Ahora en otoño con el contraste de colores, estaba precioso.

Nos quedaba el tiempo justo para llegar a Laxe y poder contemplar la puesta de sol.

Encontramos el sitio perfecto detrás de la tapia del cementerio... no dejaba de tener algo especial elegir un cementerio el dia de difuntos...

Las tapias del cementerio de Laxe, lleno de flores

Observando la puesta de sol

Cuando entramos en Laxe quedé impactada por la playa extensa y blanca. Quería bajar ya del coche y pisar la arena, pero se nos iba el sol... asi que volvimos después.

Playa de Laxe de noche. Parece nieve.

La arena tan blanca  parecía nieve... ya casi era noche, y aún así se percibe su claridad... O tal vez, precisamente por la hora, resultaba impactante... pisar la arena finísima y sin ninguna otra huella que la que vas dejando, el viento en la cara, la luna llena asomando...
Por unos segundos me invadió una sensación de felicidad, de euforia... y no debió ser solo yo quien lo sintió porque Arnoia echó a correr, muy rápido, mientras el viento le hacía llorar los ojos brillantes, como los de una niña ...

Me quedaron ganas de volver a este pueblo (donde se rodó la serie "Mareas Vivas" y tenía el nombre ficticio de Portozás). ¡Tengo que volver a esa playa, a ser posible cuando no sea verano y solo sea una vulgar playa llena de gente!

El contacto con la naturaleza me produjo sensaciones inolvidables. Tuve dos o tres momentos en que me sentí emocionada y  viva... formando parte del mundo, de la misma materia.