sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

la pasión turca (serie parágrafos: antonio gala)

Publicado en 2 de Febrero, 2007, 21:46. en PARA GUSTOS.
Comentar | Comentarios (16) | Referencias (0)
Etiquetas:

 Los celos, esos cuervos de picos corvos y afilados que te devoran las entrañas. 

Leí este libro hace algún tiempo, cuando me corroían. Por suerte ya no tengo esa emoción, pero a cambio tampoco tengo todas las demás que le acompañaban. 

Antonio Gala. La pasión turca

..."Por el contrario, en el amor verdadero no existe el amor propio. Él no previene, ni calcula -si me dejo maltratar, me despreciará- no echa cuentas; él se da, y asunto concluído. Y por tanto los celos, con su pico corvo y sus ojos de fuego, lo devoran cuando menos lo espera, porque se encuentra sin defensa alguna, porque también le ha dado sus defensas al otro. Se lo dijo muy claro: "sólo con esta arma se me puede herir; tenla tú". Se ha entregado con el alma y la vida, y está al arbitrio de la voluntad del otro, una voluntad susceptible de girar como una veleta y cambiar de mira... Por eso -por vivir, o por sobrevivir- el amante verdadero llega hasta a perdonar una infidelidad reconocida, cosa muy dura para el del amor propio..."
Celos. Edvard Munch

(1863-1944)