sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

Película: Cawboy de medianoche

Publicado en 7 de Mayo, 2007, 17:57. en PARA GUSTOS.
Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Que jóvenes eran Jon Voigth y Dustin Hoffman en 1969!! Ay, me emociona!

Y ahora cuando la vuelvo a ver, todavía me asombro más de la inocencia, la imaginación y optimismo del sano muchachote tejano que sueña con todas esas mujeres riquísimas, que lo harían rico a cambio de sus favores sexuales... y termina de chapero, viviendo la cruda realidad de una ciudad como N.Y.. Es bastante desesperanzadora: los personajes marginales, el clasismo, las drogas, las viviendas sórdidas... Los dos pobres hombres que solo se tienen uno al otro, porque les une la soledad y la miseria.

Y el personaje de Dustin Joffman con sus otros sueños igual de ilusorios, en su mugroso apartamento le dice a su amigo:
"Los dos elementos esenciales para vivir son los rayos de sol y la leche de coco. En Florida hay una inmensa cantidad de cocoteros. De hecho, creo que incluso los plantan en las gasolineras. Hay más mujeres en Miami que en cualquier otra parte del país... tocan a más de 300 para cada hombre"

Tiene un final triste... el sueño americano no existia.

¿Y la música? que yo no soy de las que está muy pendiente de la música en las pelis, está ahí para redondear una escena y ayudar a provocar una emoción -cuando acierta- pero no suelo bajarme bandas sonoras y esas cosas... pero claro las canciones de esta peli me llevan long time ago... y me remueven vete tú a saber qué... Mientras nuestro chico camina por la calle de la gran ciudad, entre la gente que le ignora, por la radio suena la canción Everybody's talking