sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

El domingo (serie lentes de contacto con su neblina propia)

Publicado en 1 de Julio, 2007, 17:38. en ¿Y POR QUÉ ME CUENTAS TU VIDA?.
Comentar | Comentarios (18) | Referencias (0)
Etiquetas:

En algún tiempo el domingo tuvo magia, un aire de fiesta, una luz especial. ¿Cuando se convirtió en un dia tedioso? Hasta la vida pierde el paso, acostumbrada al ritmo rápido y marcado por el reloj de la semana. En la ciudad casi no queda gente: muchos se van, y otros se esconden en sus madrigueras. 

Pero algunos domingos todavía me traen olor de empanadas calientes, de pastelitos en bandejas atadas con un cordón rojo para llevar de postre a casa de la suegra. Me huelen a gritos de niños en la plaza, a silencios de jóvenes durmiendo en habitaciones en penumbra. A mujeres mayores con peinado de peluquería caminando de vuelta de la iglesia. A pachangas de fútbol de tíos sudorosos en las playas. Huelen al vermut de las terrazas, a cine con palomitas.