sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

el beso

Publicado en 8 de Agosto, 2008, 23:42. en PARA GUSTOS.
Comentar | Comentarios (19) | Referencias (0)
Etiquetas:

Mi imagen de estos dias es la célebre fotografía de Robert Doisneau , el beso del Hôtel de Ville: dos jóvenes besándose apasionadamente, mientras caminan entre la gente por una calle de París en 1950. Entonces trabajaba para la revista Life en una serie de fotografías cuyo tema era el amor en París.  

Un beso y París, la combinación romántica que se convirtió en símbolo del amor espontáneo, ya que se vendieron más de 500.000 pósters y postales por todo el mundo.

Le baiser de l'hôtel de ville

A mí me cautivó cuando la descubrí,esa instantánea que atrapó el amor y la atracción física de esos dos desconocidos. Jugué a meterme en la fotografía, caminar a su alrededor observándolos descaradamente mientras ellos quedaron congelados en el tiempo.

42 años después de haber hecho la foto desde esa cafetería de la plaza del ayuntamiento, Doisneau confesó que no había sido una instantánea, sino que había visto a la parejita besarse apasionadamente en un café y les propuso repetir el beso para su cámara, mientras caminaban entre la gente. Ella era Francoise Bornet, Él, Jacques Carteaud, ambos estudiantes de Arte Dramático en el París de 1950 y sólo fueron amantes durante unos meses. En el 2005 ella sacó a subasta  una foto original firmada, que el propio autor le había enviado después de realizar la fotografía, y se vendió por casi 200.000 dólares.

La historia real de la fotografía ya no puede quitarle su magia, la que miles de personas hemos proyectado en ella. A mí me sigue apeteciendo entrar en la plaza y colocarle a él ése pelo rebelde.

.

Ya que silvana está un poco romántica estos días le dedico este post, que hace el número 300 de mi blog, que, casualmente, cumple hoy 3 añitos. Toca a 100 por año. (Hubiera preferido que fueran 100 polvos). También hace tres años colgué un post de besos. 

Me voy a la cama a repasar besos memorables.