sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

Diciembre del 2008


sin que nadie lo vea

Publicado en 22 de Diciembre, 2008, 22:56. en HAY VIDA AHÍ AFUERA.
Comentar | Comentarios (38) | Referencias (0)
Etiquetas:

me apeteció repetir el mismo paseo de antes, a la orilla de la ría, cuando vivía allí. ese camino que había hecho tan a menudo, viendo anochecer, o en las mañanas soleadas de los domingos. eché cuentas y eran ya 10 los años que habían pasado desde que habíamos elegido el apartamento en la Ría: mi hijo estrenaba adolescencia y yo una hipoteca e ilusiones. 

nada queda ya: ni adolescencia, ni ilusiones, ni hipoteca, ni apartamento.

 pero ese nada fue todo, por un tiempo.

y en esos pensamientos andaba, de recuerdos pasados y de planes futuros -o de la falta de ellos- mientras se acercaba la noche y caía la helada, cuando, a través del aire frío me llegó un olor familiar. volví unos pasos atrás, escudriñando los arbustos, y sorprendí, escondidos entre las ramas verdeoscuras de las acacias, unos botoncitos amarillos:

ya están las mimosas florenciendo a hurtadillas.

Mimosa por tearoom

fotografía de la galería de tearoom en flickr


para qué se molesta, si ya me tiene

Publicado en 8 de Diciembre, 2008, 10:04. en ¿Y POR QUÉ ME CUENTAS TU VIDA?.
Comentar | Comentarios (23) | Referencias (0)
Etiquetas:

le diría

buenos dias, tristeza,

 porque es la primera que me recibe nada más tomar conciencia al despertar.

pero no lo hago, porque es una tristeza insolente que, segura de convencer como una publicista de mad men, me hace su presentación, echándome a la cara el humo de su lucky strike.

Mad Men on DVD! por MShades

.

y aquí una galería de carteles antiguos anunciando lucky strike

.


la gran noche

Publicado en 3 de Diciembre, 2008, 22:13. en ¿Y POR QUÉ ME CUENTAS TU VIDA?.
Comentar | Comentarios (19) | Referencias (0)
Etiquetas:

esta botella de champán francés moët & chandon brut impérial, anda por los 30 euros. y si pasa tiempo en botella, pierde.

 así que hoy, cuando la vi allí, olvidada, detrás de la botella de cachaça, decidí que le había llegado su momento.

fue un regalo de mi amigo C. para descorcharla en mi esperada gran noche con G. 

cuando descubrí que G. no era como yo creía, guardé la botella en plan venganza ridícula y secreta, para brindar algún día con otro: alguien tan especial para mí como lo había sido él.

pero no hay mejor noche que la presente, aunque no haya otra copa de brindis. la descorché tranquilamente, segura y decidida, sin pizca de añoranza, de rencor, de vacío. y ya que tengo una caja de finísimas láminas de chocolate negro lindt excelent que le combina muy bien, sonrío para mis adentros. y no voy a analizar esta emoción: disfruto de las burbujitas suaves bajando por mi garganta y del ligero amargo del chocolate y me siento feliz mimándome a mí misma.

Ges del mundo:

otra vez será!

(no sé si es un paso adelante o hacia atrás en mi madurez, pero de alguna manera lo relaciono con el empeño que tengo este año en cenar por noche buena huevos fritos con patatas.)