sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

esa maravillosa propensión

Publicado en 5 de Enero, 2010, 4:01. en ¿Y POR QUÉ ME CUENTAS TU VIDA?.
Comentar | Comentarios (41) | Referencias (0)
Etiquetas:

a veces un finde son sólo dos dias,
un pasillo hacia el lunes.
pero otras
es un mirador desde el que disfrutar de la vida.
hay días que, como por hechizo,
las circunstancias, la actitud personal,
o las percepciones subjetivas,
dan forma a las horas para convertir vivencias sencillas
en algo inolvidable.


como el sábado en casa de m., admirando y tocando objetos delicados, antiguos, con su historia pegadita, cada uno colocado en su lugar elegido cuidadosamente, estudiado hasta el mínimo detalle para conseguir una atmósfera armoniosa en la que resulta natural que el vino y el champán sepan exquisitos y el ambiente se vuelva propicio para la charla.
averigüando neuras y miedos, y el momento en que pudieron nacer. un express yourself desinhibido.

y al otro día que olía a domingo, vino el sol a regalarnos rayos entre los árboles por el paseo a la orilla del rio sarela. detrás de cada recodo una sorpresa, maravillas compitiendo por atraer la atención:

el agua cantarina entre las piedras, música.
las fuentes y lavaderos, duendes.
los molinos abandonados, testigos.
el olor a humus, sosiego.

en esa improvisación del abrirse a la vida, de darse, o mejor de la vida cogerte, e. nos invitó generosa y entusiasta a comer en el restaurante pedro roca
la comida estaba tan rica, tan fina, suave, tierna, maravillosamente delicada al paladar, que comer fue mucho más que saciar una necesidad, fue un deleite, un placer sensual que me llevó directamente a expresiones de éxtasis, en medio de las que e. aventuró, con cierta retranca, un posible rasgo oral de mi carácter.

y qué cosa grande es la amistad.
y qué bien que siempre haya razones para amar la vida.