sin pena ni gloria

unha emoción compartida
é un contrato íntimo
que vai máis alá das palabras

__

paisajes que ocultan paisajes

Publicado en 12 de Diciembre, 2010, 16:41. en HAY VIDA AHÍ AFUERA.
Referencias (0)
Etiquetas:

Si hay fotografías antiguas en un local colgando de las paredes, incluso sin fechar, yo quedo abducida por ellas. Sobre todo si es un local de A Coruña, ciudad que conozco tan bien. Me meto en ellas y voy a dar a una dimensión extraña, donde me cuesta mucho moverme [mi falta de orientación espacial es notoria], pero voy dándole la vuelta al tiempo y con cada descubrimiento me recorre un escalofrío, una emoción misteriosa: me veo allí hace cien años [o hace 30, cuando ya estuve, pero olvidé como era]. Suele haber otras fotografías mezcladas con las del local antiguo, calles cercanas, la plaza, algún edificio emblemático que no cambia nunca [nunca es exagerar], que permanece ahí como testigo hermético y empecinado.
Me asombra, más todavía, cuando los cambios [lentos o abruptos] fueron rápidamente devorados y comprimidos en un nuevo estrato de nuestra memoria, olvidando el antiguo paisaje propio.
Esas viejas fotos siempre [pero siempre] me dejan bullendo por dentro una inquietud, una sensación inquietante que no sé definir

Qué se intuye, qué se divisa en el horizonte del papel amarillo? 

[Desconozco quién es el autor o autora de las fotos que siguen, las cogí de la red y no citaban el origen.
Podrían pertenecer a Foto Blanco, aunque, casi con seguridad, serán de la colección de Alberto Martí.]

En esta foto ya habían tirado las viejas casas da rúa Caballeros para dar salida fuera de la ciudad a la nueva Av. de Alfonso Molina que se inauguraría en el año 1957. Todavía no se podían adivinar las filas de casas de varios pisos que en la actualidad están edificadas a ambos lados de la Avenida. [ni rastro de Matogrande] 

Esta otra, datada alrededor de 1960, me emocionó particularmente, porque es un paisaje casi cotidiano para mi en la actualidad. Por la calle que sube hacia la estación de FF CC (en la parte superior de la foto se ve la base de la eStación), circula un trolebús de la línea Coruña-Carballo, a donde llegaría 34 km. después. Esa calle también la recorría yo en la década siguiente, al atardecer del domingo, de vuelta al internado. La calle de abajo es la calle Caballeros, hoy entrada de todo el tráfico a la ciudad que discurre por Alfonso Molina.

Muchos trolebuses que había en A Coruña, eran de los que ya se habían usado en Londres, que después de retirarlos de la circulación, fueron vendidos a la Cia. de Tranvías de La Coruña, que los adptó para circular por la derecha. En esta foto se ve a uno de ellos pasando por la glorieta de Cuatro Caminos, que está irreconocible sin su famosa Fuente, y con un carro tirado por vacas, que entra por la izquierda de la plaza. Unos metros atrás se encontraba entonces la conocida Fábrica de Cervezas Estrella de Galicia.

Y aquí todavía más fotos antiguas de A Coruña 

Aquí para el post original en gallego y los comentarios